Tagged streetart

Diàleg entre l'street art i el Renaixement

Clet Abraham: streetart bretón en el centro de Florencia

Seguramente muchos de vosotros habréis podido ver por las calles de Barcelona señales de tráfico decoradas de una forma bien peculiar: figuras humanas, pájaros y otros símbolos, que aportan una interpretación totalmente diferente de aquello que estamos acostumbrados a ver.

La personalidad del pintor y escultor Clet Abraham (Bretaña, 1966), se halla por media Europa: Londres, Valencia, París, Milán, Roma o Barcelona ven como sus señales de tráfico se convierten en testimonios activos de sus intervenciones artísticas. Es su fórmula para expones, según nos cuenta en su taller del barrio florentino del Oltrarno, a la vez que huye de las exposiciones convencionales enmarcadas entre paredes.

Retrat de Clet Abraham al seu estudi

Me gusta el contacto con la gente, sentirme cercano”, confiesa. Seguramente sea por este motivo que en su viaje a la ciudad condal, se escapó de las turísticas Ramblas para dejar fluir su arte por los barrios de Sants i Gracia, probablemente dos de los lugares que conservan un espíritu más popular en Barcelona.

Eso sí, el lugar que sirve a Clet como espacio de experimentación y consolidación de su arte es Florencia, su ciudad adoptiva desde hace veinte años. Es aquí donde establece un diálogo entre el arte preponderante del Renacimiento y sus intervenciones: una mezcla de crítica social y política, a la vez que juega con el mobiliario urbano buscando la reacción del visitante.

Más allá de alguna escultura encargada oficialmente por el mismo ayuntamiento, el gran problema que plantea su arte es precisamente su legalidad. “Queda aún en pié alguna de mis obras en Barcelona”, nos preguntaba Clet al poco de empezar la conversación. Pues sí, la mayoría se conservan, a pesar de las multas de hasta 2.000€ previstas por el gobierno municipal barcelonés,  en caso que se dificulte la visibilidad de las señales.

De todas maneras, el secreto del artista para no ser multado es el propio proceso creativo mediante adhesivos que no dificultan en absoluto la comprensión de las señales. Y aún hay más: recientemente el Ayuntamiento de París ha hecho una lectura en clave positiva del arte de Clet, y lo ha invitado a impartir clases de incentivo para enseñar la normativa de tráfico en la capital francesa.

Ahora solamente falta que os perdáis por las calles de Sants, las plazas de Gracia o el centro histórico de Florencia. Y es que como bien apuntaba Eva Jové en una entrada reciente de su blog, el arte en la calle es de una naturaleza efímera y de rápida degradación, ¡así que no tenéis tiempo que perder!