Museus 2016: 3 xarxes socials per explorar

Museos 2016: 3 redes sociales por explorar

Hace un tiempo os hablábamos en Mosaics de los primeros museos que se aventuraban en el maravilloso mundo 2.0., con sus miedos, pecados y muy buenas intenciones. Pero, ¿en qué punto se hallan ahora mismo las instituciones museísticas en las redes? ¿Ha llovido mucho? Hoy nos centraremos en 3 plataformas sociales a las que aún no se ha sacado todo el jugo posible: ¡2016 parece un buen año para hacerlo!.

 Spotify i museus, cultura i patrimoni cultural.Spotify

Pues sí, parece que muchos museos se han iniciado en este servidor de música con aplicación “social”. Pero a pesar de que resulta extremadamente fácil registrarse para abrir una nueva cuenta, más difícil resulta crear listas que realmente puedan servir a los visitantes de un museo. El Museu de la Música nos invita a tomar un café con diferentes compositores  clásicos. Y ¿por qué no trabajar listas de reproducción según un itinerario concreto, el target adolescente o un momento del día?. Me imagino recorriendo las salas del gótico catalán del MNAC con el vibrar de laúdes y tiorbas, ¿por qué no? Tal como apuntaba La Cultura Social, el Museo del Romanticismo acompaña los visitantes a disfrutar de muchas de sus exposiciones y obras invitadas a través de un paseo sensorial y estético.

Llista de reproducció "Un cafè amb Haëndel"

r

Instagram i museus, cultura i patrimoni cultural.Instagram

Visual y nítida, esta aplicación de filtros con connotaciones sociales ha llegado al corazón de muchas instituciones culturales que, como el MNAC o el Museo de la Alhambra se nutren de la gran cantidad y calidad de imágenes que generan en su día a día: piezas, espacios y visitantes son sus protagonistas. La Fundació Joan Brossa o el Museu del Ferrocarril de Catalunya dan voz a sus seguidores reposteando las fotografías más espectaculares. Y si queremos darle un valor añadido a nuestras publicaciones, ¿qué mejor que utilizar los 12 segundos de vídeo que nos permite Instagram, presentar pequeños detalles de obras o utilizar juegos de pistas para descubrir las colecciones? Si echamos un vistazo, el Museu de la Música y sus #ViernesBestias son un buen modelo de inspiración.

r

Snapchat i museusSnapchat

Crece a un ritmo vertiginoso como ninguna otra red social lo ha hecho nunca. Los adultos han oído hablar de ella, pero son los adolescentes y jóvenes los que se se apuntan de forma inevitable a este fenómeno, especialmente ahora que sus padres empiezan a invadir Instagram. ¿Será la plataforma definitiva para que los museos se acerquen al público adolescente y joven y, además, interactuen con éste?.

De momento el pistoletazo de salida lo ha dado la Casa Batlló, que este 2016 está apostando por nuevos caminos comunicativos que incluyen un cambio de imagen corporativa. Su Social Media Manager le saca todo el partido posible a Snapchat aprovechando el interés que suscita por sus contenidos efímeros. De momento es el único equipamiento cultural de España que utiliza este simpático “fantasma” en su estrategia 2.0.

El fantasma de snapchat, enamorat de la Casa Batlló

¿Algún otro museo se apunta?

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>