antonio-molinari-517231-unsplash

4 ideas para crear una expo online

Las exposiciones en línea representan un recurso muy valioso para los museos, ya que permiten romper con la fugacidad de las exposiciones temporales y mantener vivos los contenidos que se han generado. Con estas palabras da comienzo el artículo “Del Java a Google. Exposiciones online y museos, una pareja de hecho” que hemos presentado en la revista de museología Mnemòsine, de la Associació de Museòlegs de Catalunya. Os hacemos un breve resumen a través de 4 ideas fundamentales para plantear una exposición virtual en tu museo. 

Trabaja una arquitectura ideal

Al visitar una exposición física, todos sabemos que el discurso y la organización del espacio i de las obras resulta esencial para que el visitante se lleve una buena impresión. De esta forma se encuentran los usuarios que acceden a una exposición virtual: la selección correcta de namings, la organización de los menús y de los elementos de ayuda y la jerarquización de ideas son el fundamentales en un espacio online.

Frick_Collection_-_www.joyofmuseums.com_-_external_2

Haz tu propio estudio de Benchmarking

Congresos, workshops o el propio Google son una fuente inagotable de descubrimiento de proyectos inspiradores basados ​​en exposiciones online. Picasso siempre decía que “los grandes artistas copian, los genios roban“, así que no hay excusa para inspirarse (sin copiar, claro). Seguro que te aparecerán como ejemplos la Frick Collection, la exposición Mondrian & De Stijl del Gemeente Museum Den Haag o la muestra Gilabertus, del Museo Episcopal de Vic.

Un puñado de Storytelling

Si de un aspecto van sobrados los museos, este son los contenidos: fotografías, documentos, obra original y material bibliográfico a raudales. El reto siempre es el mismo: saber elegir qué elementos son los idóneos, digitalizarlos y darles un hilo conductor que atraiga al usuario. O lo que es lo mismo, si quieres, aplicar técnicas del llamado Storytelling. Y un consejo: no publiques punto por punto los mismos contenidos que has presentado en la exposición física. No servirá de nada en un espacio virtual, en el que el usuario puede estar visitándolo desde el metro, en la cama antes de acostarse o mientras come su tupperware en la oficina.

No te equivoques de plataforma

Aunque siempre podemos migrar los contenidos a otra plataforma, resulta más eficiente (y rentable, claro) fijarse en las necesidades que tendrá nuestra expo virtual. ¿Qué capacidad de almacenamiento? ¿Queremos un backoffice usable para introducir contenidos regularmente? ¿O mejor utilizar un espacio gratuito? Según vayas respondiendo a estas cuestiones, te irán apareciendo plataformas como el archiconocido WordPress y su primo hermano Drupal; ¿pero por qué no probar en Google Arts & Culture? Bien es cierto que no resulta gratuito del todo, porque el gigante Google te lo hará pagar en especies (derechos de autoría), pero la visibilidad y la difusión del tus colecciones pueden resultar clave.

Si te has quedado con ganas de más ideas y casos de éxito, ¡echa un vistazo al artículo completo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>